Posts

Salir de las deudas con 10 tips y 2 métodos

Sea por la recesión económica actual o por la falta de hábitos financiero saludables, probablemente vos o alguien cercano se hayan endeudado y quieran superar esa situación. Te contamos cómo salir de las deudas con 10 tips y 2 métodos sencillos.

Tips y métodos para salir de las deudas. La deuda es muchas veces vista como mala palabra. No tiene buena fama, pero es injusto condenarla. La deuda es una herramienta financiera que permite concretar determinados proyectos hoy, gracias a un tercero. Sin la deuda probablemente muchas actividades económicas ni siquiera existirían.

Cuando la deuda contribuye a crear valor o formar activos es una herramienta excelente. Imagínate el desarrollo de una mega obra de infraestructura, como montar una línea de subterráneos. Sin deuda difícilmente puede llevarse a cabo el proyecto ya que pocos Estados disponen de tamaños recursos necesarios para ello. Ni siquiera un privado haría frente.

Cuando la deuda se utiliza para ocultar indirectamente falta de ingresos o el exceso de gastos, no crea valor ni forma activos es una herramienta peligrosa. Si una persona tiene ingresos por $50.000 mensuales, pero sus gastos son $60.000, la deuda que se contrae sistematicamente para “tapar” el agujero presupuestario es insostenible. Si ese déficit financiero, encima, se explica por gastos que no crean valor (comprar ropa en lugar de estar pagando la cuota de un MBA por ej) peor es el resultado.

Estoy endeudado, qué hago?

No hay fórmulas mágicas. Todo lo que tiene valor cuesta y el camino a estar desendeudado, en particular si la deuda es tóxica, también. El aspecto positivo es que muchas veces las personas somos hijos del rigor y si te interesó este post es porque no te sentís cómodo con el endeudamiento, lo que impulsará a cambiar tus hábitos financieros a la fuerza y para bien.

10 tips para salir de las deudas

Ahora si, vayamos a los 10 tips que te van a ayudar a salir de las deudas:

  1. determiná el monto total de tus deudas: cuánto debés de capital, cuánto de intereses, en qué plazo y por qué concepto es el primer paso para tener un panorama general;
  2. calculá tu índice de endeudamiento: dividí el total de las deudas que tengas por la cantidad total de activos, en dinero y también en bienes. Es a fines de diagnóstico y para el paso 3. Podés descargar en la web el Cash Flow Personal que incluye el cálculo de este índice;
  3. evaluá si parte de tus activos en bienes son realizables en dinero, es decir si los podés vender. No es un punto para subestimar. Se estima que entre el 5% y 10% del valor total de nuestros bienes no los utilizamos y pueden venderse y convertirse en dinero y con eso cancelarías parcialmente deudas;
  4. evaluá si existen líneas de crédito en bancos (préstamos personales) cuyo costo financiero sea inferior y su plazo más largo que la deuda actual. Reemplazarías una deuda por otro más sostenible;
  5. reducí los gastos personales variables al mínimo posible. Desde delivery hasta la compra de ropa que no necesites, es importante minimizar estas erogaciones;
  6. optimizá los gastos personales fijos. Si bien son inelásticos a la baja, siempre se pueden optimizar y reducir;
  7. incrementá, si es posible, la fuente de ingresos. Sea por horas extras, algún proyecto laboral adicional o un hobby que puedas monetizar, esta es una acción que va a facilitarte tener ahorros extra para cancelar deudas. También podés encontrar el índice de diversificación de ingresos en nuestras plantillas;
  8. suspender cualquier tipo de nuevo crédito y hasta el uso de la tarjeta de crédito en forma financiada para no seguir alimentando la pelota de la deuda;
  9. definir objetivos mensuales de ahorro una vez logrados los puntos anteriores. Deberías notar un saldo mensual incremental vs tu ahorro habitual;
  10. llevar adelante alguna de los dos métodos que a continuación te contamos.
2 métodos para salir de las deudas

Espero te hayan servido estos tips & metodologías para salir de las deudas. Recordá que endeudarse no es necesariamente malo, depende del objetivo de la deuda (para qué) y las condiciones de pago (tasa de interés y plazo).

Las deudas –flujo– que no se atienden a tiempo, se terminan convirtiendo en un stock de dinero que no es tuyo que te condiciona a futuro a no poder ahorrar ni multiplicar tu capital.

Cualquier duda que tengas con respecto a este tema u otros, nos podés escribir por WA o mandar un mail. Éxitos!

Suscribite a nuestro blog y enterate antes de las novedades de Invertido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Chat abierto
Hola! Cómo podemos ayudarte?