Posts

Finanzas para Emprendedores: 5 conceptos que no pueden faltar

Emprender es una actividad apasionante aunque también desgastante. Tener conocimientos sobre las distintas áreas pueden ayudarte a que prosperes. Hoy te contamos unos conceptos infaltables en las finanzas de los emprendedores.

Finanzas para emprendedores, conceptos infaltables.

1) Diferenciar lo económico de lo financiero

Puede parecer que es lo mismo, pero no lo es. Lo económico hace referencia a algo estructural, de largo plazo y lo financiero más bien a algo transitorio y de corto. Para ponerlo en términos simples es como separar solvencia de liquidez, es decir tener capacidad de pago vs tener el dinero para pagar en un determinado momento.

Si tu negocio tiene márgenes altísimos es muy probable que tengas una buena capacidad económica, pero si cobras a 6 meses y pagás tus gastos contado, seguramente tengas un problema financiero, es decir de liquidez. Este se puede transformar en un problema de solvencia si para afrontar esa distancia entre cobros y pagos, pedís créditos permanentemente y pagas intereses por ellos.

Lo financiero hace referencia al movimiento de dinero, entradas y salidas. A lo económico no le importa esto, es decir cuando cobrás o pagas, sino si lo que vendés cubre en exceso los costos del proyecto.

2) Anotar absolutamente todos los movimientos financieros

Todo lo que pasa en tu emprendimiento en términos de cobros y pagos lo tenés que anotar diariamente. Esos datos tienen que convertirse en información que te sea útil para tomar decisiones financieras. La profundidad y la metodología de recolección y análisis de datos te las dejo a vos. Podés utilizar desde una planilla de cálculos hasta un sistema de gestión más o menos sofisticado.

Si vas a arrancar una planilla de cálculos te sugiero lo siguiente:

  1. agrupá todos esos movimientos en cuentas o categorías fácilmente recordables (alquiler, servicios públicos, internet, hosting, etc.);
  2. clasificá cada categoría en fija o variable, es decir si son costos que tenés siempre, aún vendiendo $0, ó varían según al volumen y/o monto de las ventas;
  3. volcá toda esa información en un formato tipo presupuesto mensual, en el que pueda ver los ingresos, los costos y su subclasificación entre fijos y variables.

Con esto ya tendrías tu presupuesto financiero, es decir tu reporte de entradas y salidas de dinero. Vas a poder entender fácilmente cuánto dinero te queda después de pagar los gastos variables y cuántos los fijos.

3) Armá tu P&L o Estado de Resultados económico

Si tu emprendimiento ya arrancó, seguramente esto haya sido lo primero que elaboraste. Es el criterio económico para determinar si el proyecto da ganancias o pérdidas. Si fuera el caso de todas formas repasalo. El P&L es algo dinámico y tenés que actualizarlo permanentemente.

Si estás por emprender, este punto en realidad debería ser el 2). Te permite evaluar el proyecto en términos de rentabilidad sin importar cuando pagás o cobras. Si el P&L no te da, sugiero rearmarlo varias veces línea por línea pero si sigue sin dar hay un problema mayor…

En mi experiencia en varias multis nunca ví el P&L armado en el mismo formato. Varían los conceptos según el objetivo a visualizar por cada analista. Por ello y para simplificarlo te propongo hacerlo de esta forma:

Recordá en este punto que no importa cuando pagás o cobrás, sino si cobrás o pagás y por qué razón lo hacés. Estás analizando la viabilidad económica de tu emprendimiento.

4) Diferenciá bien costos de gastos

También puede parecer una obviedad, pero no lo es. Diferenciar ambos conceptos es importante, fundamentalmente, para tomar decisiones con la información adecuada.

Los costos son imprescindibles para el funcionamiento de tu emprendimiento. Se vinculan directamente con las ventas, ya que sin costos no habría posibilidad de venta alguna. No existiría el producto o servicio.

Los gastos, por el contrario, no están vinculados con las ventas. Sí pueden ser muy relevantes para el proceso global de tu emprendimiento y su funcionamiento, pero si no ocurrieran, podrías vender igual.

Esto es particularmente útil para entender qué conceptos de tu P&L son ineludibles, cuales son modificables y cuáles pueden evitarse en búsqueda de un mejor margen.

5) Comprender los distintos tipos de costos

Los costos, conceptos inherentes a la existencia de un producto o servicio, tienen varias clasificaciones. Es importante que las puedas diferenciar con claridad:

  • fijos vs variables: aquellos costos que no varían vendas 0 unidades ó 1 millón, son gastos fijos. Están siempre y es lo que tu negocio necesita para funcionar. Los variables están directamente relacionados con el nivel de ventas y/o producción. Se incrementan a mayor volumen y sólo ocurren cuando se produce o vende.
  • directos vs indirectos: los costos directos pueden claramente identificarse en un producto. Pensá en una botella de una gaseosa. El envase, la tapa, la etiqueta, el líquido, mano de obra dedicada exclusivamente a producir esa botella, etc pueden fácilmente ser identificados en el producto total y el cálculo por unidad es sencillo de obtener. Por el contrario, los indirectos son aquellos no fácilmente identificables: energía y gas para producir la botella, salarios de empleados administrativos de la empresa, etc.

Tener conocimiento sobre los distintos tipos de costos te va a permitir analizar mejor tu proceso productivo, sea este comercial o industrial. Podés identificar líneas de ahorro potencial y mejorar el margen eventualmente.

Espero te hayan servido estos conceptos iniciales para la gestión económica/financiera de tu emprendimiento. Recordá que en la web de Recursos vas a encontrar estas y más herramientas gratis para tu proyecto. También podés visitar nuestro Blog y encontrar más tips para emprender. Éxitos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Chat abierto
Hola! Cómo podemos ayudarte?