Posts

Economía en un posteo

La economía es una ciencia social maravillosa cuyo objeto de estudio es administrar recursos escasos frente a necesidades ilimitadas. Puede parecer complejo, pero tiene mucho de sentido común y es clave comprender sus principios más básicos.

Hay varios autores y escuelas que hablan sobre la economía. Es tan antigua como el hombre, pero fue después de la revolución industrial dónde se despertó el interés para estudiarla en profundidad, dándole sustento matemático y convirtiéndola en una ciencia clave para nuestros días.

Para entender concretamente cómo nos afecta vamos a dividirla en macroeconomía y microeconomía. La macro se encarga de estudiar todas las variables agregadas (sumadas) que hacen a una economía. Una economía está conformada por tres agentes económicos: Gobierno, Empresas y Personas. Estos actores y su comportamiento constituyen lo que se denomina microeconomía.

Podría considerarse que la macro condiciona a la micro, pero también es la micro la que, en su dinámica, influye sobre la macro. A título personal y asumiendo que el flujo de información (y toma de decisiones con afectación masiva) es de arriba hacia abajo, entiendo que la macro es la madre de todas las batallas.

La macro es abordable – simplificadamente – desde dos ejes: el producto bruto (o demanda agregada) y los mercados. El PBI ó Producto Bruto Interno constituye toda la producción de una economía determinada durante un período de tiempo. Se lo suele denominar demanda agregada (DA) ya que toda producción tiene un destino de consumo (demanda) por lo que se considera – previo ajuste – que PBI=DA. El PBI se construye de la siguiente forma:

PBI = C + G + I + X – M

dónde C: consumo G: gasto público I: inversión X: exportaciones M: importaciones

Otra forma de abordar el estudio de la macro es a través del análisis de los distintos mercados. Hay un modelo muy estudiado que se denomina modelo IS-LM o Hicks-Hansen. Poniéndolo simple, se analiza la macro desde el mercado de bienes (IS) y el mercado de dinero (LM), constituyendo ambos la demanda agregada (DA). Luego, ingresando al modelo oferta y demanda agregada, se suma un tercer mercado, denominado mercado de trabajo, donde se estudia el empleo y los salarios (oferta agregada o OA). El equilibrio de DA y OA pude visualizarse así:

El gráfico representa la noción de mercado que existe desde que el hombre empezó a comerciar en el período neolítico. Cualquier punto por fuera de la intersección entre oferta y demanda es un desequilibrio que el mercado va a ajustar indefectiblemente: un precio por debajo del mercado creará exceso de demanda empujando el precio hacia arriba, un precio por encima del mercado creara un exceso de oferta, haciendo caer el precio. No respetar la dinámica básica del mercado crea distorsiones que en el largo plazo generan consecuencias negativas para ese mercado.

Política Económica

Como último concepto, pero también clave, vamos a enumerar qué decisiones puede tomar el agente económico más importante dentro de una economía – el Estado – para intervenir en ella. Recordemos antes que el Estado tiene unas diferencias sustanciales inherentes vs el resto de los agentes económicos:

  1. puede quebrar (default), pero no se disuelve (desaparece) ni muere;
  2. sus ingresos, a diferencia de empresas o personas, son compulsivos y permanentes;
  3. tiene la potestad de crear moneda para pagar sus propias obligaciones, herramienta que empresas y personas no disponen.

El Estado tiene la posibilidad de intervenir en la economía a través de la política económica. La política económica la podemos dividir, a su vez, en las siguientes actividades (las principales):

a) política fiscal: comprende toda aquella actividad referida a los ingresos y recursos del Estado. Recorre desde el aumento (disminución) de impuestos o creación (eliminación) de estos, hasta aumentar el gasto público (o reducirlo) sea este financiado con los ingresos, con endeudamiento público o con emisión monetaria.

b) política monetaria: abarca toda la acción en términos de moneda y puede tratarse de emisión monetaria, política de inflación, control de capitales, absorción de circulante, encajes bancarios, redescuentos a bancos, normativa bancaria, determinación de tasa de interés, etc.

c) política cambiaria: es un complemento de la política monetaria y a mi criterio, consecuencia de ella y la política fiscal. Comprende todo el accionar existente en el mercado de cambios también denominado mercado de divisas ya que es el lugar donde se intercambia moneda argentina por monedas de otros países. Cupo a la compra de moneda extranjera, fijación de cotización del peso, bandas de flotación, etc son algunas de las medidas que pueden disponerse en este mercado.

De estas, y según la escuela económica, pueden abordarse otras herramientas como políticas de ingresos, política tarifaria, política de redistribución, etc. Entiendo que las mencionadas conforman la base sobre la que los gobiernos actuales diseñan sus políticas económicas que, más temprano que tarde, terminan impactando en la microeconomía, es decir en las decisiones que tomamos día a día. Seamos conscientes que la economía nos termina afectando, siempre.

Si querés que te avisemos cuando haya un nuevo post, no dejes de suscribirte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Chat abierto
Hola! Cómo podemos ayudarte?